miércoles, 24 de junio de 2009

PERROS GUIA

El perro guía supone, por la seguridad y autonomía que proporciona, una ayuda inestimable en el desplazamiento de las personas con ceguera que optan por él como auxiliar de movilidad.



Cuando nos encontramos con una persona ciega y su perro guía, muchas veces nos ponemos nerviosos y no sabemos donde ponernos, sobre todo si es por la calle. Leed esto, seguro que aprenderéis alguna cosa para facilitar el trabajo de estos perros a los que todos nos quedamos mirando.

Hola, Soy un Perro Guía y quiero contarte como debes actuar cuando te encuentres conmigo en compañía de mi amo ciego.

Yo, como Perro Guía soy un perro de trabajo. No constituyo una mascota, no soy un perro de exhibición.

Mi comportamiento y trato es totalmente diferente, y debo ser respetado en mi función de guía y fiel compañero de mi amo ciego.

Por favor, no me toques o acaricies cuando me encuentre trabajando, es decir, con arnés, esto significa distraerme de mi misión.

Lo más adecuado es ignorarme: así efectuaré mi trabajo perfecto.

No sientas temor hacia un Perro Guía como yo: nunca te haría daño.

Si tienes un perro, por favor contrólalo, evitando que pueda producir un accidente cuando pasa junto a mí en compañía de mi amo ciego.

No me ofrezcas golosinas o alimentos: mi dueño ciego se encarga con esmero de mi alimentación de manera responsable y con cariño. Estoy bien alimentado, y tengo un horario predefinido para ir a comer.

Si un ciego con Perro Guía se encuentra en necesidad de ayuda, lo solicitara, acércate por el lado derecho, de modo que yo quede a la izquierda. Pregunta si necesita asistencia: si acepta, me ordenará que te siga o te pedirá que le ofrezcas tu codo izquierdo, ó el (ella) lo tomará y me hará una seña para indicarme que estoy temporalmente fuera de trabajo.

Si un ciego con Perro Guía pregunta direcciones, dale indicaciones claras del sentido en que debe girar o seguir para ubicar el lugar al cual se dirige.

No corras o tomes el brazo de una persona ciega en mi compañía sin antes hablarle.Nunca toques mi arnés solo es para mi amo ciego, a quien acompaño.

Yo, como Perro Guía estoy habituado a viajar en todo medio de transporte echado a los pies de mi amo ciego sin causar molestias a los pasajeros, trátese de viajes dentro o fuera de la ciudad o fuera del país...

Yo, en virtud de mi riguroso entrenamiento, estoy habituado y capacitado junto a mi amo para acceder y permanecer en todo tipo de establecimientos, tanto de salud como centros comerciales, restaurantes u otros locales: supermercados, cafeterías, cines, teatros, centros de estudio o trabajo, etc., sin causar alteración al normal funcionamiento de los mismos ni molestias al personal o al publico.

En el lugar de trabajo, un usuario de Perro Guía se encuentra capacitado para ejercer sus funciones conmigo a su lado. En ningún momento un Perro Guía deberá vagar a su capricho por el recinto, acorde al entrenamiento recibido.

Los Perros Guía tenemos derecho a libre acceso, igual que nuestros amos, a todos los lugares públicos.

Creo que esta información nos viene bien a tod@s, pués cuando lo leí, me di cuenta, que cometemos muchas veces el error de acariciarlos o distraerlos con nuestras llamadas.


12 comentarios:

Angeles dijo...

Realmente muy importante eto que cuentas, la verdad es qu no lo sabía, nunca estuve una situación así pero es bueno saberlo, a veces uno no sabe como actuar y en vez de ayudar complica.
neni, pasé por el chat ..no estabas, escribí pero no se si hay que registrarse, había alguien pero como no lo conocía huí jajaja, mejor espero a encontrarte.
Besotes:)

J.C. dijo...

Nuevamente amiga, has proporcionado una importante y útil información de la cual no te percatas hasta que alguien como tú, te la pone delante y te hace ver la realidad.

Efectivamente los perros guía son los ojos de muchos discapacitados visuales, pero también son adiestrados para realizar tareas físicas que algunas personas no pueden realizar.

Gracias por ayudarnos a abrir los ojos, porque como bien dice el dicho "No hay más ciego, que el que no quiere ver"

Besos

Alijodos dijo...

efectivamente amiga naiba esto suele pasar y no haces mal en dar esa informacion querida amiga que es sin duda de gran utilidad por que el que no sabe es como el que no ve...nunca mejor dicho aunque este precisamente no sea el caso...en fin un beso...

Adrisol dijo...

que interesante esta entrada!!
muchas veces vemos a estos perros con sus amos y no sabemos cómo comportarnos...

gracias por la información!!

besitos, reina........

Adolfo Payés dijo...

Me gusta esta informacion que nos entregas en tu entrada, gracias por compartirla..

Se aprende..
saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo
besos

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Muchas gracias por estos consejos, está bien saberlos

BEsos

Elisabeth dijo...

los perros guias son muy importantes en la labor que hacen...


besitosss mi niña

Geraldine dijo...

aqui en buenos aires no he visto muchos ciegos con perros guía, pero si me cruzo alguno me acordaré de tu información...saludos!

FAIL dijo...

Hola guapísima!!
Eso de no tocarlo ya me quedó claro...
En mi trabajo, sólo dejamos pasar a perros guia y como me encantan los perros le empezé a acaiciar y al cieguito no le hizo nada de gracia ...pero yo no lo sabia!!!!
Muchas gracias por la información, muy interesante.
Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Alí Reyes H. dijo...

¡Qué entrada tan NECESARIA !

alma-en-vivo dijo...

preciosos animales y muy listos ellos son especiales mas que muchas personasy solo para personas especiales,
bessssssssss

Belkis dijo...

Gracias Naiba por compartir estos tips porque yo los desconocía por completo. Creo que a todos nos mueve el deseo de acariciar a estos perritos a quienes admiramos más que a los demás por la magnifica labor que desarrollan, pero fíjate no es correcto hacerlo. Gracias amiga por compartir estas informaciones que a todos enriquecen. Un besazo

Estás escuchando